¿Cómo nacieron los pendrives?

985 17 48 02
¿Cómo nacieron los pendrives?

Cada vez es más frecuente el uso de USB personalizados en Asturias, tanto como regalos promocionales como para la entrega de documentación en presentaciones, congresos y conferencias. Estos pequeños dispositivos de almacenamiento de datos han ido poco a poco sustituyendo a disquetes, CD’s o DVD’s a medida que se ha ido aumentando su capacidad. Vamos a adentrarnos en su historia.

En 1998, IBM encargó a la empresa israelí M-Systems los primeros pendrives para sustituir los disquetes en una nueva línea de ordenadores que se disponía a sacar al mercado. Aquellos primeros pendrives tenían una capacidad de 8, 16, 32 y 64 MB. En pocos meses, diversos fabricantes asiáticos sacaron sus propias unidades a precios considerablemente más baratos que los originales. Desde el primer momento, la posibilidad de utilizar dispositivos USB personalizados en Asturias fue ganando atractivo por su reducido tamaño, su facilidad de uso y su comodidad.

Al tiempo que los conectores USB permitían velocidades de transferencia más altas, los pendrives iban ganando en capacidad de almacenamiento de datos. Hoy es fácil encontrar pendrives de 4, 16 o 32GB e, incluso, los hay con capacidad de 1TB en establecimientos especializados, lo que los vuelve increíblemente útiles para almacenar información, convirtiéndose prácticamente en mini discos duros.

En la actualidad, los pendrives se han ganado la confianza del consumidor y son una de las mejores formas de almacenamiento de datos. Además, su precio bajo permite que sea accesible y utilizado para diferentes fines y ambientes (profesionales y personales). Dentro de muy poco tiempo tendremos a nuestro alcance pendrives con un sensor biométrico que leerá las huellas dactilares antes de permitir el acceso a los datos que contenga.

Por su utilidad, por la infinidad de diseños y por su capacidad, los pendrives son uno de los productos más solicitados del catálogo de Innovastur

haz clic para copiar mailmail copiado